jueves, 26 de diciembre de 2013

MASCOTAS Y COHETES









Durante las celebraciones de Navidad y Fin de Año se acostumbra tirar cohetes de todo tipo, con los consiguientes ruidos y explosiones, por eso, muchas mascotas escapan o sufren de ataques de estrés por el terror que esto les provoca.

Si tus mascotas se asustan excesivamente con los cohetes, podés tomar en cuenta algunas recomendaciones para reducirles su incomodidad.

Lo ideal es trabajar el tema con suficiente anticipación.

Podés intentar cierta desensibilización a los ruidos. Realizar una terapia que consiste en exponer al animal a esta situación, pero acompañado de una experiencia agradable. Se deben grabar ruidos de cohetes y ponérselos al animal a bajo volumen mientras se juega con él o se hacen otras cosas, para luego ir aumentando gradualmente el volumen e irse apartándo poco a poco. Si se pone muy nervioso, se detiene la actividad. El objetivo es lograr que la mascota pueda manejar esos ruidos con tranquilidad.

Otra medida es agotarlos sacándolos a dar un paseo, jugar mucho, y dándoles después un buen plato de comida, permitiendo así un sueño más pesado.

Si estás en casa cuando comience la función de cohetes, es bueno dedicarle tiempo, acompañando a nuestras mascotas para que se sientan protegidos. De no tener tiempo, las podemos llevar a una habitación libre de ruido y dejarlos con la luz apagada para que puedan calmarse.

Si estaremos ausentes de casa, se sugiere dejar al animal en una habitación lo más aislada posible de los ruidos, sin cadena puesta y con las ventanas bien cerradas (ya que pueden tratar de escapar). Dejarle abundante agua, algún televisor o radio encendidos (sin cables expuestos) e incluso podés dejarle una prenda de ropa con tu olor.

Pero lo mejor es estar con ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada